febrero 26, 2008

OBELISCO ABANDONADO



Tendido en su cama en la cantera de Aswam en el Sur de Egipto está un obelisco que nunca fue terminado. Allí ha permanecido, en su estado presente, por varios miles de años. Se cree ser el trabajo del Faraón "Thothmes III, lo que hubiera sido el obelisco más alto jamás construido. Mide (14 x 14 pies en la base, y su peso estimado es de 1170 toneladas. ¿Cómo es que nunca alcanzó la gracia de un templo egipcio, o que nunca adornó una ciudad moderna? Porque, después que los hombres trabajaron en el por un tiempo y le dieron forma a tres de sus lados, un defecto fue encontrado en él. Por lo tanto, fue abandonado como impropio para la posición que iba a ocupar. Es una hermosa pieza de granito, pero defectuosa. Los egipcios no quisieron poner un obelisco defectuoso ante uno de sus templos. Asimismo el Dios viviente ha decretado que nada inmundo, nada defectuoso, nada pecaminoso, jamás entrará en el cielo: así que todos los hombres en su estado natural quedan excluidos. Un predicador dijo, "No hay un hombre justo sobre esta tierra que haga el bien y no peque." Pero por la muerte y resurrección de Uno que es sin defecto y perfecto en todo, el hombre pecaminoso puede ser limpiado de todo pecado y tener un lugar en el cielo.
Hebreos 10:22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.
Permite que Cristo te limpie para que tengas acceso al reino de los cielos y tu vida será transformada
Publicar un comentario