noviembre 05, 2008

Series de televisión con contenido sexual influyen en embarazos a temprana edad




Chicago.

Las adolescentes que observan otra clase de programas, son impulsadas en menor grado a tener relaciones íntimas, revela una investigación desarrollada por especialistas en Estados Unidos.Uno de los programas usados en el estudio fue la serie ‘Sex and the City’, de alto contenido sexual.El estudio es el primero en relacionar los hábitos televisivos con el embarazo entre adolescentes, dijo la autora principal, Anita Chandra, científica conductual de la firma Rand Corp.Los adolescentes que vieron los programas de mayor contenido sexual tenían el doble de posibilidades de embarazarse durante los siguientes tres años que quienes no los veían.Investigaciones previas, realizadas por el mismo grupo de científicos, han encontrado que el ver muchos programas de sexo en televisión puede impulsar la participación en actividad sexual a una edad más temprana.Los programas que destacan los aspectos positivos del sexo sobre los riesgos pueden llevar a los adolescentes a tener relaciones sin protección "antes de que estén listos para tomar decisiones responsables e informadas", indicó Chandra.El estudio fue dado a conocer hoy en la revista Pediatrics. Fue realizado a una muestra de 2.003 adolescentes de ambos sexos de entre 12 y 17 años, consultados vía telefónica sobre sus gustos televisivos en el 2001.Los adolescentes fueron entrevistados en otras dos ocasiones, la última en 2004, y se les preguntó sobre si estaban o estuvieron embarazadas.Entre las chicas, un total de 58 se embarazó y entre los muchachos, 33 dijeron que embarazaron a una muchacha.Los participantes fueron consultados sobre qué tan seguido veían cualquiera de los más de 20 programas populares entre los adolescentes en ese entonces, o cuáles tenían a su parecer mucho contenido sexual. Los programas incluían series como ‘Sex and the City’, ‘That 70’s Show’ y ‘Friends’.Los embarazos eran más comunes entre quienes veían esos programas habitualmente, en comparación con los adolescentes que casi no los seguían. Había también más embarazos entre los adolescentes mayores, pero la tasa de embarazos se mantenía constante en todas las edades que seguían los programas más eróticos. (Tomado del diario el heraldo de Barranquilla)

Esta nueva investigaron no muestra nada que ya no sepamos y que agritos la sociedad decente dice de esta clase de programas. Nuestros hijos están pagando un precio muy alto por la codicia de algunos canales de televisión que contal de subir su telé audiencia la venderían su alma al diablo no importando el daño que les pueden causar a otros en especial a la juventud que esta en formación que cree y hace lo que los canales muestran. Hay que recordar que estos jóvenes son el presente y el futuro de nuestra sociedad; al dañarlos también nos dañamos a nosotros mismos. Debemos pensar por un momento que tipo de sociedad es la que deseamos y no permitir que por la codicia de unos pocos los muchos salgamos perjudicados.


1Jn 2:14-17 Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno. No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.
Publicar un comentario