junio 05, 2009

La Verguenza de la Iglesia Anglicana



Por primera vez una pareja homosexual consiguió casarse mediante un rito cristiano en Bogotá, la capital de Colombia. Fue mediante un obispo de la Iglesia Misionera San Pablo Independiente, conformada por sacerdotes disidentes.
Los argumentos del religioso anglicano Mauricio Torres a favor de bendecir matrimonios homosexuales se basan en que “la iglesia independiente está segura del acompañamiento a todos y todas, especialmente al ser humano que está llamado a ser respaldado y respetado por el amor que Dios nos tiene”.

La iglesia anglicana en Bogotá ha añadido que seguirán acompañamiento de cerca a la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual de Bogotá (LGTB), habitantes de la calle, trabajadoras sexuales, entre otras personas consideradas como “almas que necesitan de Dios”. Bogotá se ha convertido, pues, en la tercera ciudad colombina, después de Medellín y Cali, donde los anglicanos ofician matrimonios gays.


La Iglesia Anglicana se olvida que el que tiernamente peca tiernamente se condena, y que por muy bien intencionadas que sean las pretensiones al final siempre será un daño grande en la vida espiritual de esas personas; cuando tengan que rendir cuentas ante su Creador. Sabemos que ninguna iglesia puede salvar al hombre pero si condenar al hombre con el tipo de Doctrina o enseñanza que entrega a sus fieles, nadie esta autorizado por Dios para cambiar la palabra por mucho bien que quiera hacer 1Co 6:9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. La palabra de Dios es bien clara y permanecerá de esta a pesar de los tiempos los usos y las costumbres de los hombres.



Fuente: Colprensa. Redacción: ACPress.net.

Publicar un comentario